ASÍ FUNCIONAN LOS COLORES

Texto e ilustraciones José Antonio E. García Álvarez




Google
 





Contenido:

 

> De dónde surgen los colores
Síntesis aditiva de los colores
Síntesis sustractiva de los colores



 

 

DE DÓNDE SURGEN LOS COLORES


Para que un objeto o cuerpo cualquiera muestre correctamente sus colores reales y lo podamos ver tales como son, es necesario que se encuentre iluminado, preferiblemente con luz blanca, como la que proporcionan los rayos solares, o una fuente de luz artificial de similares características.



La luz que permite reproducir, tal como son, los colores que capta nuestro sentido de la vista, constituye realmente la radiación de una pequeña parte de todo el conjunto de ondas que integran el espectro electromagnético y son, además, las únicas visibles para el ojo humano.



El espectro electromagnético se divide en diferentes partes. Una de ellas corresponde a los rayos de luz visible. Todas las ondas que integran el. espectro electromagnético poseen frecuencia, longitud de onda y energía, y se divide en las siguientes partes:

A.- Frecuencia de la corriente eléctrica alterna industrial y
     doméstica.

B.- Frecuencias de sonidos audibles por el oído humano y
     ultrasonidos.

C.- Espectro radioeléctrico (incluye las microondas).
D.- Rayos infrarrojos (IR).
E.- Espectro de luz visible por el ojo humano.
F.- Rayos ultravioletas (UV)
G.- Rayos-X.
H.- Rayos Gamma ().
I.- Rayos cósmicos.

Cuando un rayo de luz blanca atraviesa un medio transparente como un prisma o el agua, se desvía inicialmente dentro del propio medio y después lo hace de nuevo al salir, respondiendo a la manifestación de un fenómeno físico conocido como "refracción de la luz".


La magnitud de la refracción depende de la frecuencia y longitud de onda que posee cada uno de los colores que integran la luz blanca. Esos colores son los mismos que observamos en el cielo de un día lluvioso cuando se forma un arco iris, siguiendo el siguiente orden: violeta, azul, verde, amarillo, naranja y rojo. De hecho la luz violeta se dispersa más que la roja cuando atraviesa el prisma. Como la dispersión de ambos colores se produce en forma de cuña, eso posibilita que se hagan visibles también el resto de los colores que forman el espectro completo de luz blanca.

La descomposición de la luz blanca se debe, precisamente, al hecho de que no está formada por un simple color, sino por los diferentes colores que forman su espectro completo.

Cada color del espectro de luz visible se diferencia del otro porque posee frecuencia y longitud de onda propia. Si realizáramos otra vez con el prisma el mismo proceso, pero a la inversa, es decir, haciendo pasar simultáneamente todos los haces de colores obtenido por la descomposición de la luz hacia atrás, al mezclarse de nuevo formarían otra vez un rayo de luz blanca.

Cuando la luz blanca incide sobre un objeto cualquiera, ocurre uno de los siguientes fenómenos físicos:

1.- El objeto absorbe una o varias partes de las frecuencias de la luz blanca.
2.- Las absorbe todas.
3.- Las refleja todas.

Una superficie de un color determinado absorbe todas las frecuencias de aquella parte del espectro de luz blanca que no se corresponden con su color. Sin embargo, una superficie blanca las refleja todas, mientras que una negra las absorbe en su totalidad.

Por otra parte, la difusión de la luz que refleja un objeto depende también de la rugosidad de su superficie. Una superficie rugosa refleja la luz en todas direcciones, mientras que otra muy pulida, como ocurre con la superficie de un espejo, la refleja en una sola dirección permitiendo ver las imágenes.



 

 Ir al Índice

 

Continuar

     
     
       
     
       


| Página Inicio | Presentación | Aviso Legal | Mapa del Sitio | Prensa | FAQs | Contactar |  

www.asifunciona.com

                Resolución 800 x 600 píxeles

  Última actualización: abril de 2012