ASÍ FUNCIONA LA GUIRNALDA o HILO LUMINOSO NAVIDEÑO

Texto e ilustraciones José Antonio E. García Álvarez




Google
 

Contenido:


Introducción
> Primeras bombillas incandescentes 
   navideñas

Microbombillas navideñas actuales
Shunt, derivación o puente
Guirnaldas con iluminación intermitente
Guirnaldas más complejas




 

PRIMERAS BOMBILLAS INCANDESCENTES NAVIDEÑAS




(1, 2, 3 y 4) bombillas navideñas empleadas a partir de los años 30 del siglo pasado. (5) Microbombilla. actual, cuyo empleo comenzó a partir de la década de los años 70 del siglo pasado. Las  números  1, 2 y. 3 son del tipo C-6 para utilizarlas conectadas en serie.  La  número  (4)  corresponde  al  tipo  C-7  para. conexión eléctrica en paralelo. La (2) es una bombilla del  tipo  que  produce  burbujas  dentro  del  tubo. cuando el líquido se calienta, mientras que el cuerpo de la  (3) es de cristal opal. La (5), correspondiente a. la microbombilla utilizada  en  la  actualidad,  se  conecta  generalmente  en  serie  en  las  guirnaldas  o  hilos. luminosos. Las guirnaldas de 50 microbombillas  vienen  normalmente  de  fábrica  conectadas  en. serie, pero cuando superan  esa  cantidad  cada  guirnalda se conecta, a su vez,  en  paralelo,  formando. un circuito que se conoce como conexion "serie-paralelo". (Foto: Beatriz García Varela)

 

Las personas que pasan ya de los cuarenta años seguramente recordarán cómo eran aquellas bombillas incandescentes que adornaron durante muchas décadas los árboles navideños hasta que comenzaron a ser sustituidas, a partir de la década de los años 70, por las microbombillas.

 

Un anuncio de finales del siglo 19 de la compañía estadounidense General Electric promocionaba entonces las bombillas miniatura Edison para alumbrado navideño. El texto resaltaba que “no eran peligrosas, no producían humo, ni despedían olores”, pues en aquella época todavía era muy común el uso de las lámparas de keroseno para el alumbrado. A continuación el anuncio aclaraba que dichas bombillas sólo se podían utilizar en viviendas que contaran con alumbrado eléctrico. Al igual que en la actualidad, esas bombillas se suministraban formando guirnaldas o cadenas luminosas.

Bombilla Edison de finales del siglo 19, utilizada en las primitivas guirnaldas navideñas


En la década de los años 30 del pasado siglo, la propia compañía General Electric y la Westinghouse introdujeron en el mercado dos tipos diferentes de bombillas incandescentes navideñas para sustituir las primitivas de Edison: una para utilizarla conectando varias en serie y otra para emplearla conectadas en paralelo.


Para diferenciar ambos tipos de bombillas, las apropiadas para conectar en serie se denominaron C-6 y tenían forma lanceolada y rosca tipo linterna (E-10). Las apropiadas para conectar en paralelo tenían, por su parte, forma más redondeada y se denominaron C-7; a diferencia de las en serie, estas otras utilizaban una rosca de mayor diámetro denominada E-12 o “rosca candelabro”.

Bombillas C-6 conectadas en serie. Cada una de las antiguas. guirnaldas  se  componían,  al  menos,  de  ocho  bombillas.. (Foto: Beatriz García Varela)


Originalmente las guirnaldas o hilos luminosos de bombillas serie estaban formadas por 8 de ellas de unos 5 watt de potencia cada una y su filamento soportaba solamente 14 volt de tensión. Esas guirnaldas estaban concebidas para ser conectadas a una fuente de tensión doméstica de 110 ó 120 volt como máximo, por lo que su consumo total de energía era de unos 40 watt/hora por guirnalda (8 bombillas x 5 watt cada una = 40 watt).

Por otra parte, si multiplicamos los 14 volt que soportaba cada bombilla por la cantidad que contenía cada guirnalda, obtendremos como resultado 112 volt (14 volt x 8 bombillas = 112 volt), que era aproximadamente su tensión o voltaje mínimo de trabajo. Aunque las guirnaldas con bombillas en serie eran un poco más baratas que las que se comercializaban con bombillas conectadas en paralelo, tenían el inconveniente que si se fundía o aflojaba una sola de ellas, el resto de las bombillas pertenecientes a esa guirnalda se apagaban.

Las guirnaldas con conexión en paralelo contenían generalmente 12 bombillas de 7 watt, por lo que el consumo de energía eléctrica ascendía a 84 watt/hora (12 bombillas x 7 watt cada una = 84 watt). Como el filamento de cada una era capaz de soportar entre 110 y 120 volt de tensión se podían conectar directamente a una misma línea de corriente eléctrica que proporcionara esa tensión o voltaje. Esas bombillas tenían la ventaja sobre las conectadas en serie, que si se fundía o se aflojaba una en la guirnalda, solamente se apagaba esa específicamente, mientras el resto permanecían encendidas.

En América las bombillas incandescentes navideñas que más se utilizaron durante la primera mitad del siglo 20 y hasta la década de los años 70 fueron del tipo C-6 y C-7, incluso con diferentes variantes como, por ejemplo, la inclusión de un tubito de cristal relleno de un líquido coloreado en las del tipo C-6, que al calentarse producía burbujas.

En Europa las guirnaldas que más se emplearon fueron también con bombillas conectadas en serie, pero en lugar de ser de cristal eran de cerámica y con forma de linternas chinas. Esas bombilla consumían unos 5 watt cada una, tenían también rosca E-10 del tipo linterna y su filamento podía soportar hasta 16 volt de tensión. Se suministraban en guirnaldas o cadenas conteniendo entre 15 y 16 bombillas, para ser conectadas a la red doméstica de 220 volt de tensión.

Normalmente las bombillas para conexión en serie se fabricaban pintadas exteriormente con pintura mate, mientras que las empleadas para conectarlas en paralelo se podían encontrar lo mismo con pintura mate que con superficie brillosa. Ambos tipos de bombillas se suministraban en diferentes colores.



 Atrás

Inicio del tema

Continuar

     
     
       
     
       


| Página Inicio | Presentación | Aviso Legal | Mapa del Sitio | Prensa | FAQs | Contactar |  

www.asifunciona.com

                Resolución 800 x 600 píxeles

  Última actualización: abril de 2012